17 agosto, 2018, Vie

Seguir vinculando los servicios de la Diputación con planes como el POS es vergonzoso.

IU Cuenca provincia mantiene una reunión con los diputados provinciales de Albacete para estudiar los servicios de bomberos y gestión tributaria, entre otros temas.

Medianero: “Tenemos que conocer la realidad de las provincias porque no podemos consentir que nos hagan chantajes para que las y los conquenses paguen más por menos.”

sdr

Asuntos como la gestión de los tributos municipales, el servicio de bomberos u otras cuestiones como las rutas de autobús o las autopistas han sido los temas tratados con los diputados provinciales de Albacete, Victoria Delicado y José Ignacio Díaz, para conocer cómo se prestan estos servicios y qué posibilidades se abren. Hay que recordar que, en la práctica, el SEPEI es quién presta el servicio urgente a muchos pueblos de la provincia de Cuenca, aunque estos paguen a la Diputación de Cuenca y esta no lo haga a la de Albacete por esas intervenciones.

Sin abandonar este asunto, Medianero ha explicado que “hemos analizado el servicio de bomberos en Albacete y seguimos sin comprender por qué la Diputación de Cuenca nos sube las aportaciones a los pueblos cuando, después, se niega a pagar los servicios que le prestan a ella.” Para el coordinador provincial de IU, “entiendo por qué se introdujo el chantaje en las normas del POS, sino muchos pueblos intentaríamos buscar otras soluciones más lógicas, rápidas y sensatas que la actual.” Así ha aprovechado para recordar “el importante trabajo de IU en la Diputación de Cuenca para conseguir que, de una vez, se planteen las inversiones necesarias para que el servicio de bomberos pueda cubrir las necesidades de Cuenca.”

En relación con la gestión de los tributos,  Medianero ha recordado que “aquí el mayor problema es que existen unos compromisos públicos que no se cumplen. Los números salen para reducir las aportaciones de los pueblos por gestionar los tributos de la ciudadanía, el propio PP conquense se comprometió a reducir el tipo pero, a la hora de la verdad, nada de nada. El incumplimiento  de la palabra dada, en este caso, cuesta miles y miles de euros a los municipios que van a engordar el superávit del Organismo Autónomo cuando, en la práctica, podrían ser inversiones en los pueblos, más servicios públicos, contratación o reducción de impuestos.”

De la misma manera, desde IU Cuenca han informado de la buena disposición en cuestiones como “la no privatización, una vez sea totalmente nacionalizada, de la AP-36 o continuar con una importante lucha por el mantenimiento de todas las líneas de autobús que unen ambas provincias con otros puntos de la región y de otras comunidades autónomas.”

 

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.